Los occidentales y quienes no conocen el Yoga suelen imaginar que se trata de un conjunto de varias posturas. El nombre en sí mismo deriva del término sánscrito yuj, que suele traducirse como “unir, reunir o conectar”. Todas estas asociaciones implican reintegrar y reequilibrar, o conducir al ser hacia un estado de armonía. Otros significados de yuj  son “centra los pensamientos, concentrarse en uno mismo o meditar profundamente”. Pero en realidad el Yoga es un estado mental.

El Yoga es el arte de aprender a volver a uno mismo. Significa encontrar nuestros propios limites, ampliar nuestras fronteras y ser capaces de relajarnos en nuestro propio ser. Pero, sobre todo, implica tomarnos un tiempo para recordar quiénes somos, una costumbre que hemos ido olvidando poco a poco mientras quedábamos atrapados en el torbellino de esta agitada vida. El desequilibrio, tanto a nivel físico como en los demás aspectos de la vida, no sienta bien, notar que estamos a punto de caer de un momento a otro no resulta seguro ni tampoco cómodo para nadie. Por eso el Yoga ha alcanzado tanta popularidad: entre otras muchas cosas, nos hace sentir armoniosos, integrados y completos. Al aprender cuál es nuestro centro en una postura, también descubrimos nuestro eje en otras áreas de la vida. De hecho, desarrollar bien una postura puede ayudarnos a abordar mejor los acontecimientos de la vida en general.

 

yoga

¿Qué es el Yoga?
Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page
Etiquetado en:                

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies